Vinilo de  Michael Jordan, considerado el mejor jugador de baloncesto de la NBA de todos los tiempos, para decorar la pared de una habitación juvenil.